Logo LATAM

barra superior 1 barra superior 2 barra superior 3

Memoria Anual

POLÍTICA FINANCIERA

La Dirección de Finanzas Corporativa es responsable de gestionar la Política Financiera de la sociedad. Esta Política permite responder efectivamente a las condiciones externas a la operación del negocio y, de este modo, mantener y anticipar un flujo de fondos estable para asegurar la continuidad de las operaciones.

El Comité de Finanzas, compuesto por la Vicepresidencia Ejecutiva y miembros del Directorio de la Compañía, se reúne periódicamente para revisar y aprobar temas no normados por la Política Financiera.

La política financiera de LATAM Airlines tiene los siguientes objetivos:

• Asegurar un nivel de liquidez mínimo para la operación. Preservar y mantener niveles de caja adecuados para asegurar las

necesidades de la operación y el crecimiento. Mantener un nivel adecuado de líneas de crédito con bancos locales y extranjeros para reaccionar ante contingencias.

• Mantener un nivel y perfil de endeudamiento óptimo, en una proporción que sea razonable en función del crecimiento de las operaciones y considerando el objetivo de minimizar los costos de financiamiento.

• Rentabilizar los excedentes de caja, mediante inversiones financieras que garanticen un riesgo y liquidez adecuada consistente con la política de inversión.

• Disminuir los impactos que implican los riesgos de mercado tales como variaciones en los tipos de cambio, en el precio del combustible y en la tasa de interés sobre el margen neto de la Compañía.

imagen

• Reducir el Riesgo de Contraparte, mediante la diversificación y límites en las inversiones y operaciones con las contrapartes.

• Mantener una visibilidad de la situación financiera proyectada de la compañía en el largo plazo, de manera de anticipar situaciones de incumplimiento de covenants, baja liquidez, deterioro de ratios financieros comprometidos con agencias de rating, etc.

La Política Financiera entrega directrices y restricciones para gestionar las operaciones de Liquidez e Inversión, Actividades de Financiamiento y Gestión de Riesgo Financiero.

POLÍTICA DE LIQUIDEZ E INVERSIÓN

Durante el año 2012 LATAM Airlines Group mantuvo una liquidez adecuada, con el fin de resguardarse ante potenciales shocks externos. Adicionalmente, la Compañía mantuvo líneas de crédito comprometidas por un monto total de US$ 208 millones con instituciones financieras, tanto locales como internacionales, las que al cierre del ejercicio no han sido utilizadas. Durante este año se continuó financiando con fondos propios una parte importante de los anticipos asociados a la fabricación de los aviones (pre-delivery payments), vinculados a las aeronaves que la Compañía recibirá en el futuro, tanto de Boeing como de Airbus.

Al 31 de diciembre de 2012, LATAM Airlines Group contaba con US$1.120 millones en caja y valores de fácil liquidación y con US$641 millones en anticipos de aviones financiados con fondos propios.

imagen

El objetivo de la Política de Inversión es centralizar las decisiones de inversión, de forma de optimizar la rentabilidad, ajustada por riesgo moneda, sujeta a mantener un nivel de seguridad y liquidez adecuado. Adicionalmente, mediante la diversificación de Contraparte y de Instrumentos, se buscar reducir el riesgo.

POLÍTICA DE FINANCIAMIENTO

El alcance de la Política de Financiamiento de la Compañía es centralizar las actividades de financiamiento y balancear la vida útil de los activos con la madurez de la deuda.

La gran mayoría de las inversiones realizadas por LATAM Airlines Group corresponden a los programas de adquisición de flota, los que en general son financiados mediante la combinación de recursos propios y deuda financiera estructurada de largo plazo. Normalmente la Compañía financia entre un 80% a 85%

con créditos bancarios o bonos garantizados por las agencias de fomento a la exportación, siendo la porción restante financiada con créditos comerciales o con fondos propios. Los plazos de pago de las distintas estructuras de financiamiento varían entre 12 y 16 años, siendo la gran mayoría de éstos a 12 años. En lo que respecta a financiamiento de corto plazo, la Compañía mantiene alrededor de un 7% de su deuda total en préstamos a exportadores/importadores con el propósito de financiar necesidades de capital de trabajo.

POLÍTICA DE RIESGOS DE MERCADO

Debido a la naturaleza de sus operaciones, LATAM Airlines Group está expuesta a riesgos de mercado, tales como: (i) riesgo de precio del combustible, (ii) riesgo de tasa de interés y (iii) riesgo de tipos de cambio locales. Con el objeto de cubrir total o parcialmente estos riesgos, la Compañía opera con instrumentos

imagen

derivados para fijar o limitar las alzas de los activos subyacentes.

Para poder operar con cada Contraparte, la Sociedad debe tener una línea aprobada y un contrato ISDA o LFC firmado con la Contraparte elegida. Las Contrapartes deberán tener una Clasificación de Riesgo, emitida por alguna de las Clasificadoras de Riesgo internacionales, igual o superior a una clasificación equivalente de “A-".

(i) Riesgo de precio del combustible:

La variación en los precios del combustible depende en forma importante de la oferta y demanda de petróleo en el mundo, de las decisiones tomadas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (“OPEP”), de la capacidad de refinación a nivel mundial, de los niveles de inventario mantenidos, de la ocurrencia o no de fenómenos climáticos y de factores geopolíticos. La Compañía compra combustible para aviones denominado Jet

Fuel grado 54. Existe un índice de referencia en el mercado internacional para este activo subyacente, que es el US Gulf Coast Jet 54.

Sin embargo, el mercado de futuros de este índice tiene baja liquidez, por lo que LATAM Airlines Group realiza coberturas en crudo West Texas Intermediate (“WTI”), crudo Brent (“BRENT”) y en destilado Heating Oil (“HO”), los cuales tienen una alta correlación con Jet Fuel y son índices con mayor liquidez y, por lo tanto, presentan ventajas en comparación a la utilización del índice US Gulf Coast Jet 54.

La Política de Cobertura de Combustible restringe el rango mínimo y máximo de combustible para cubrir, en función de la capacidad de traspaso de las variaciones de estos costos y el escenario de mercado reflejado en el precio del combustible. Adicionalmente restringe el plazo máximo de cobertura.

imagen

En relación a los instrumentos para cobertura de combustible, la Política permite contratar instrumentos de Swaps, Collars, 3 WayCollars (longvolatility), Opciones Call and Swaptions.

(ii) Riesgo de tasa de interés de los flujos de efectivo:

La variación en las tasas de interés depende fuertemente del estado de la economía mundial. Un mejoramiento en las perspectivas económicas de largo plazo mueven las tasas de largo plazo hacia el alza, mientras que una caída provoca un descenso por efectos del mercado. Sin embargo, si se considera la intervención gubernamental, en períodos de contracción económica se suelen reducir las tasas de referencia con el fin de impulsar la demanda agregada al hacer más accesible el crédito y aumentar la producción (de la misma forma que existen alzas en la tasa de referencia en períodos de expansión económica).

La incertidumbre existente respecto de cómo se comportará el mercado y los gobiernos, y por ende cómo variará la tasa de interés, hace que exista un riesgo asociado a la deuda de la Compañía sujeta a interés variable y a las inversiones que mantenga. El riesgo de las tasas de interés en la deuda equivale al riesgo de los flujos de efectivo futuros de los instrumentos financieros, debido a la fluctuación de las tasas de interés en los mercados. La exposición de la Compañía frente a riesgos en los cambios en la tasa de interés de mercado está relacionada, principalmente, a obligaciones de largo plazo con tasa variable.

Con el fin de disminuir el riesgo de una eventual alza en los tipos de interés, LATAM Airlines Group suscribió contratos swap y opciones call de tasas de interés.

Los instrumentos aprobados en la Política de Cobertura de Tasa de Interés son Swaps, Reverse Swaps, Opciones Calls y Forward Starting Swaps.

(iii) Riesgo de tipos de cambio locales:

La moneda funcional utilizada por la sociedad matriz es el dólar estadounidense en términos de fijación de precios de sus servicios, de composición de su estado de situación financiera clasificado y de efectos sobre los resultados de las operaciones. La Compañía vende la mayor parte de sus servicios en dólares estadounidenses, en precios equivalentes al dólar estadounidense y reales brasileños. Aproximadamente un 54% de los ingresos están denominados en dólar estadounidense mientras que aproximadamente un 27% en real brasileño. Gran parte de los gastos están denominados en dólares estadounidenses o

equivalentes al dólar estadounidense, en particular costos de combustible, tasas aeronáuticas, arriendo de aeronaves, seguros y componentes y accesorios para aeronaves.

Los gastos de remuneraciones están denominados en monedas locales. El porcentaje total de costos denominados en dólar estadounidense es de alrededor de un 41%, mientras que el porcentaje aproximado de costos en real brasileño es de un 33%.

LATAM Airlines Group mantiene las tarifas de los negocios de carga y pasajeros internacionales en dólares estadounidenses. En los negocios domésticos existe una mezcla, ya que en Perú las ventas son en moneda local, sin embargo los precios están indexados al dólar estadounidense.

En Brasil, Chile, Argentina y Colombia, las tarifas son en moneda local sin ningún tipo de indexación. Para el caso del negocio doméstico en Ecuador, tanto las tarifas como las ventas son en dólares. Producto de lo anterior, la Compañía se encuentra expuesta a la fluctuación en diversas monedas, principalmente: real brasileño, peso chileno, peso argentino, peso uruguayo, guaraní paraguayo, peso mexicano, euro, libra esterlina, nuevo sol peruano, peso colombiano, dólar australiano y dólar neozelandés. De estas monedas, la mayor exposición se presenta en el peso chileno y el real brasileño.

LATAM Airlines Group ha realizado coberturas parciales de exposición al riesgo de tipo de cambio utilizando contratos forward de moneda.

La Compañía puede suscribir contratos de derivados que protegen la posible apreciación o depreciación de monedas respecto a la moneda funcional utilizada por la sociedad matriz.