Logo LATAM

barra superior 1 barra superior 2 barra superior 3

Memoria Anual

ENTORNO DE LA INDUSTRIA

El año 2012 presentó condiciones difíciles para la industria aérea global, como consecuencia de varios factores que se conjugaron, entre ellos el alto precio del combustible, cuyo promedio se situó en aproximadamente US$ 109,5/barril (WTI); la depreciación de diversas monedas con respecto al dólar, lo que elevó los costos de muchas aerolíneas; sumado a la crisis de deuda de la Eurozona y la desaceleración de las principales economías, en particular la de China.

La historia muestra que, bajo condiciones similares, la industria aérea ha tenido muy débiles resultados o directamente pérdidas en el pasado.

No obstante, en 2012 las aerolíneas mostraron niveles de ganancias y flujo de caja similares a los del año 2006, cuando el precio del combustible era de US$ 45/barril y la economía mundial crecía a tasas del 4%. Se percibe, entonces, que la industria se ha reinventado y está con mayores recursos para afrontar las difíciles condiciones actuales.

En esta tarea, la consolidación y disciplina de capacidad han demostrado ser factores clave para el éxito. Adicionalmente, el año 2012 se vio marcado por una tendencia hacia la cooperación versus la confrontación, donde se profundizó aún más en el desarrollo de alianzas, acuerdos de cooperación e incluso fusiones transfronterizas.

IMAGEN

Los grandes operadores, beneficiados por economías de escala y mayores eficiencias, fueron quienes mejor pudieron lidiar con el difícil entorno, mientras muchas aerolíneas pequeñas no pudieron sobrevivir, en tanto otras más grandes sólo lo lograron gracias a la ayuda estatal.

Por otra parte, la disciplina de capacidad dejó de ser una práctica casi exclusiva de las aerolíneas norteamericanas y pasó a convertirse en un fenómeno evidente en distintas regiones. En este sentido destaca la disciplina de capacidad que se observó durante el segundo semestre en Brasil, en que los principales operadores aéreos comenzaron a disminuir fuertemente la oferta en un mercado doméstico con sobrecapacidad.

A pesar del débil entorno macroeconómico en 2012, el desempeño global fue impactado positivamente por un fuerte

tráfico de pasajeros -creció 5,3% en relación a 2011- y un 3% de mejora en yields, siendo la región de Medio Oriente la que lideró este avance, seguida por Latinoamérica. En Europa y Asia Pacífico, en tanto, se observó un fuerte aumento en el tráfico de las aerolíneas de bajo costo, las cuales aumentaron su participación.

En contraste, el mercado de carga sufrió una contracción de 2% en el tráfico y una disminución de yields de similar magnitud. Este descenso fue consecuencia de un menor intercambio comercial y preferencia por los embarques marítimos, situación que afectó principalmente a los operadores de Asia Pacífico, para los que este negocio representa una parte importante de los ingresos totales. Los únicos operadores que lograron tener un crecimiento en el mercado de carga fueron los de Medio Oriente.

IMAGEN

En virtud del desempeño de la industria durante los primeros tres trimestres del año, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) mejoró su estimación de la ganancia global de las aerolíneas en 2012, desde US$3,0 billones en junio a US$6,7 billones en diciembre (comparado con US$8,8 billones en 2011). La revisión al alza de todas formas contempla una disminución del margen neto de 1,4% en 2011 a 1,0% en 2012 y 1,3% en 2013, siendo el margen requerido para recuperar el costo de capital en la industria cercano al 7% a 8%.

Es importante destacar que en los últimos años los impulsores del crecimiento de la industria han sido los mercados emergentes de Asia Pacífico, Latinoamérica y Medio Oriente. Se estima que esta tendencia continuará en los próximos años, debido a la baja penetración del transporte aéreo en estas regiones, y a sus proyecciones de crecimiento económico.

IMAGEN